Saltar al contenido

“Cese de la venta del endurecedor de Química Alemana”. Y con una sola frase, de un día para otro, tu endurecedor de uñas favorito desaparece del mercado. Un producto que era, según las esteticistas, casi mágico. ¿Significa esto que has estado aplicando algo tóxico a tus clientas? ¿Cómo vamos a lograr los mismos resultados, sin nuestro caballo de batalla? Tranquila, te lo explicamos todo.

¿Por qué ya no se vende Química Alemana?

Como sabrás, desde hace varios años las normativas en cuanto a seguridad de los cosméticos se han vuelto más exigentes. Remontémonos en concreto al 2019. Este año se elabora un Reglamento Europeo* según el cual se tiene que prohibir la venta del endurecedor de uñas de Química Alemana. ¿Cuál es el motivo? Uno de sus ingredientes: el Formaldehído.

Entonces, ¿Qué ha cambiado? Que, afortunadamente, cada vez velamos más por la salud del consumidor. Y esto implica emplear ingredientes 100% inocuos no solo en el contexto de uso habitual. Claro, entendemos que nadie va a utilizar un endurecedor uñas sin atender a las instrucciones de uso y precauciones que aparecen en el envase. Pero en cuestión de salud, toda prevención es poca. Este debate sobre el uso del formaldehído se ha traducido en dos años de alegaciones. REGLAMENTO (UE) 2019/831 DE LA COMISIÓN de 22 de mayo de 2019 por el que se modifican los anexos II, III y V del Reglamento (CE) n.o 1223/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre los productos cosméticos.

Finalmente, el mes pasado este Reglamento* entró en vigor, por lo que hemos tenido que suspender la venta de Química Alemana.

¿Hay algún sustituto para el endurecedor de Química Alemana?

La buena noticia es que esta medida será algo temporal. Desde la central de Química Alemana nos han informado de que están trabajando en su reformulación para que se ajuste a la normativa europea.

Lo que no es tan seguro es el cuándo. Y mientras este asunto se soluciona, tenemos el sustituto perfecto: la base de tratamiento uñas fuertes de Masnails.

A parte de ser 10-free, es vegana y cruelty-free. Y al igual que Química Alemana, puedes utilizarla con esmaltes de cualquier marca.

¿Y cómo es que funciona igual, si no lleva formaldehído? Por su combinación única de ingredientes: queratina, vitamina E, aceite de ricino y Fortyfier. Todos ellos pensados para aportar la dureza e hidratación que necesitan las uñas para estar saludables.

El truco está en aplicársela cada dos días ¡o a diario, si así lo prefieres! No hay límite en su uso, por lo que se acelera el proceso de recuperación de tus uñas.

Si quieres probarla, puedes conseguirla aquí.

¡Seguiremos informando!

*2019/831 DE LA COMISIÓN de 22 de mayo de 2019 por el que se modifican los anexos II, III y V del Reglamento (CE) n.o 1223/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre los productos cosméticos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.